------- PICHONES EN VENTA ---------

------- PICHONES EN VENTA ---------
Pulsa en la imagen para ver las parejas disponibles

lunes, 25 de julio de 2016

Marsella 2016

Los que sigan habitualmente el blog seguro que ya sabrán de mi devoción por la suelta internacional de Marsella. Yo personalmente pienso que es la reina de las sueltas de gran fondo en Europa, por más que para muchos Barcelona siga ocupando el primer peldaño de este pódium imaginario, magnificada quizás por la aureola de los "1.000 Kms.". Me gusta esta suelta especialmente por su dureza y porque nos deja ver con claridad dónde hay palomas de calidad... palomas que saben sacrificarse. Es una suelta donde raramente veremos picar en cabeza a los "grandes nombres" y no porque no participen en ella, si no porque esta no es la típica suelta donde basta con mandar "mil" palomas para que te lleguen algunas más tarde o más temprano y que luego con ellas puedas rellenar pedigrees "a patadas". Marsella exige palomas estrictamente preparadas para la ocasión, tanto a nivel físico como a nivel metal, porque la dureza de la línea de vuelo no deja lugar para las palomas que gustan del viento de cola o del arropo del bando. Estas últimas no es que lleguen tarde a casa, como puede pasar en otros grandes fondos europeos,... es que no regresan jamás.

La entrada desde Marsella a Bélgica es a través del valle del Ródado, un pasillo montañoso en torno al cauce del río del mismo nombre donde el viento de pico no deja de castigar a las palomas durante los 860 Kms. que de media da esta suelta a los palomares belgas, en algunos casos incluso con velocidades superiores a los 80 kms/h. Como decía al principio de este comentario, esta particularidad hace que las palomas que ganan aquí no sean, por así decirlo, las "típicas" palomas europeas. A estas palomas que vuelan con éxito sobre la línea de Ródano me atrevería a denominarlas como "palomas canarias" dentro de un mundo de palomas "light". Con esta frase lo que quiero decir es que son palomas sufridoras, palomas que suelen volar mejor entre peor se ponen las condiciones climatológicas, palomas que nunca estarán en cabeza en sueltas "amistosas" como Limoges, Tulle, Brive, etc... pero seguro que las veremos en las clasificaciones de sueltas "peleonas" como Orange, Valence, Macon, Montelimar, etc. Para ejemplificar un poco lo que les comento creo que lo mejor que podemos hacer es analizar la clasificación de este último Marsella. Les pongo a continuación las primeras palomas comprobadas a nivel nacional en Bélgica...


Como pueden ver en la imagen anterior, Bélgica encesta para esta suelta sólo 2.166 palomas y esto se debe a lo que les decía antes... no son muchos los que tienen palomas con las condiciones necesarias para volar la ruta del Ródano y, por ello, prefieren dejarlas en casa para volar otras sueltas más sencillas. Otro punto a tener en cuenta... no he cortado la imagen a esa altura por casualidad sino porque esas son las únicas palomas que fueron comprobadas en el primer día... 28 palomas comprobadas de 2.166 encestadas... algo más de un 1%. Miren ahora la columna "AD", que representa las palomas encestadas para la suelta por cada colombófilo. Salvo contadas excepciones, son todos palomares pequeños, que meten 5, 6... 10 palomas a lo sumo. Fíjense por ejemplo en el colombófilo de nombre Boris Burniat... encesta seis y mete cuatro entre las treinta y tres primeras nacionales... y todas en el primer día. Seguro que ese se fue a la cama pensando que la suelta se había dado de P.M... je,je,je,je,je. La siguiente columna también es relevante porque indica el puesto en que la paloma fue designada por su propietario (para los que no compitan en su zona con este sistema, las mejores palomas siempre se designan con números más bajos, se encestan primero). Esto permite ver el acierto de cada colombófilo a la hora de seleccionar sus palomas. En este caso los cuatro primeros comprobaron su primera designada en primera posición... no está nada mal. Vamos ahora a la columna que marca la velocidad (Vitesse). La primera paloma está comprobada a 983 mm y la última del día a 862 mm. Aquí hay dos cosas relevantes. La velocidad de la primera es tremendamente baja, lo que indica que ha sigo una suelta durísima y el que le haya metido cerca de 120 mts. a la 33º lo termina de confirmar. Poca velocidad y palomas muy distanciadas, lo que les decía antes... puro "Canarias Style", pero sigamos analizando la clasificación. La primera paloma comprobada es de 2010... seis años currando para llegar hasta aquí. Este caso, como pueden comprobar revisando el resto de la clasificación, no es mera casualidad. En la foto aparecen... 2 palomas de 2010, 2 palomas de 2011, 3 de 2012, etc. Esto sucede porque los especialistas de la ruta del Ródado saben que antes de hacer "saltar al vacío" a sus palomas las tienen que foguear lentamente para que vayan ganando el bagaje que se necesita para este tipo de competiciones. Lo normal es que no vayan a Marsella hasta haber cumplido tres años. En Bélgica una paloma de tres años que se prepara para volar Marsella habrá volado en su año de nacimiento hasta unos 300 Kms. Luego, ya como yearling, empezará a conocer las primeras estribaciones de la ruta del Ródano con sueltas como Dijon, Macon, Chalon-Sur-Saone, pero no irá más allá. En su primer año como adulto se las verá con las sueltas de Montelimar, Orange y Valence... la "talla media" de la ruta. Sueltas que dejan muchas palomas por el camino que inicialmente podían parecer grandes animales, pero que llegado el momento de la verdad demuestran que no llegan al mínimo exigido para estas competiciones. Sólo al tercer año y tras haber acumulado todos estos kilómetros sobre la línea de vuelo es cuando se suelen enviar a Marsella. Este es el método "clásico" de preparación aunque luego hay otros que no esperan tanto y por eso vemos esas palomas de 2014 en la clasificación, aunque son la minoría.

Analicemos ahora los nombres de los primeros clasificados... qué quieren que les diga... a mí, que se supone que tengo "cierto conocimiento" de la gente que vuela bien en Bélgica, la mayoría de ellos no me suenan de nada. Salvo Boulard, Ballman y Dumonceau-Pavoncelli el resto no los he oído nombrar en mi vida. Esto no es culpa de ellos, faltaría más, sino de los medios de comunicación que prefieren magnificar las "pequeñas azañas" de los "grandes nombres" en lugar de hablar de las "grandes azañas" de los "pequeños nombres", pero contra esto poco podemos hacer... lo mismo pasa a diario en muchos aspectos de nuestra vida, supongo que es parte de nuestra cultura. En cierto sentido el motivo de este escrito es reivindicar a esta gente "pequeña", que tienen unas palomas fabulosas y son capaces de ir a un enceste de este tipo con cuatro palomitas afinadas al 200% y salir ganadores internacionales de una prueba tan impresionante como el Marsella, pero no sólo lo escribo pensando en ellos sino también pensando en nosotros, en concreto en la gente que compra palomas belgas, alemanas y holandesas, para que vean que el mundo no acaba en "el Barcelona" y si en nuestra zona tenemos cada semana un "pequeño Marsella" a lo mejor deberíamos buscar más palomas que vuelen la Ruta del Ródano y menos palomitas "light".... esto es una mera opinión personal, luego que cada uno en su casa y en su palomar haga lo que mejor considere... pero siempre estando informado de lo qué realmente sucede por ahí afuera.

viernes, 15 de julio de 2016

Hay otros mundos... pero están en este

Hoy el título de la sección viene mejor que nunca para describir lo que les quiero contar. Andamos estos días en España... a nivel colombófilo... preocupados por quién será el nuevo presidente de la RFCE. Hablando de si el que salga deberá hacer esto o lo otro... si tendría que seguir la línea de la "pertinaz sequía" instaurada por Gavito o buscar nuevas iniciativas con las que regar de ilusión el maltrecho terreno de la colombofilia nacional. Mientras nosotros andamos liados en este estéril debate, que parte de la premisa errónea de que las federaciones son las que deben vertebrar el mundo de la colombofilia, a pesar de que día a día vemos como la iniciativa privada le da mil vueltas a la vía federativa, tanto a nivel de gestión como a "nivel de satisfacción" de los colombófilos participantes, los ingleses que son pioneros en todo lo que tiene que ver con competición de animales, ya sean perros, caballos, canarios, palomas, gallos, etc... se lo montan de una forma totalmente diferente. Antes de seguir con el tema, para los que no conozcan como funciona la colombofilia en Inglaterra, les comento que allí no existe federación de colombofilia, pues para ellos las palomas no son deportistas, por la simple razón de que sólo las personas pueden hacer deporte, por pura definición del término. Partiendo de esta  base, lo que hacen es organizar las competiciones de palomas mensajeras en torno a agrupaciones de clubes, es decir, asociaciones privadas que se unen en base a un interés común, se marcan su propias reglas, fijan su calendario de vuelos y disfrutan a tope de nuestra afición, sin pensar en lo que puedan "parir" unos señores que viven en su "mundo federativo paralelo" alejados totalmente de la realidad colombófila. En base a esta estructura existen numerosas organizaciones a lo largo de todo el país e incluso muchas de ellas emiten sus propias anillas de nido que luego se distribuyen entre sus asociados. Respondiendo por adelantado a los que ya estén buscando paralelismos entre esa anilla y la anilla emitida por la Federación Canaria de Colombofilia... simplemente decirles que estas anillas, emitidas por entidades privadas y sin otro control que el que puede garantizar la dirección de cada organización, son plenamente aceptadas por la FCI en todas sus pruebas... ya saben... unos son hermanos y otros somos unos "primos"... pero no me quiero desviar del tema. Todo esto viene a cuento de que ellos, concretamente la RPRA que es la mayor agrupación de clubes de Inglaterra, también andan en estos días buscando un nuevo presidente, pero no lo hacen al estilo "spanish show" que nos caracteriza a nosotros... donde abunda el pasteleo, el mercadeo, el te doy para que me des, el una mano lava a otra mano, el te voy a hacer una oferta que no podrás rechazar... propio de las películas del Padrino. Ellos lo hacen a la forma "british", es decir, como cualquier entidad seria lo haría. Han publicado un anuncio en prensa, redes sociales y en su propia web buscando candidatos para el puesto. Esto ya de por si mismo es flipante pero si leen el anuncio es que ya es para caerse de culo. Aquí les dejo el enlace para quien quiera leerlo directamente en inglés: General Manager. Luego adjuntan un documento con más detalles sobre el puesto: Detalles. En una traducción rápida esto es lo que dice el anuncio que han publicado estos señores:

"Después de cinco años en el cargo el actual director general de RPRA, Stewart Wardrop, dejará el cargo el 30 de septiembre de este año. Por ello requerimos para el puesto a una persona con experiencia en dirección, que haya demostrado sus habilidades en organizaciones similares a la nuestra o que al menos disponga de un amplio bagaje en la gestión de empresas. Lo ideal sería un gestor que domine y tenga experiencia en las últimas tendencias de dirección y estrategia de empresas. El nuevo manager tendrá a su cargo personal que se encuentra distribuido en dos ciudades Cheltenham (RPRA) y Welshpool (BHW). Tendrá además responsabilidad plena en la operatoria diaria de la organización y sobre la evolución de la cuenta de pérdidas y ganancias de la misma, incluyendo la gestión de riesgos y la planificación de la inversiones de capital. Todo esto requiere que la persona seleccionada para el cargo tenga una alta capacidad para trabajar por iniciativa propia y esté abierto a afrontar numerosos cambios con el fin de obtener los objetivos que se fijen en la estrategia de la organización. Los desafíos del puesto pueden ser tanto internos como externos a la RPRA.

Será la cara pública y la voz de nuestra asociación e incluso se podría decir que de todo el deporte de la colombofilia en el país, por ello debe ser un experto comunicador ante auditorios y público en general. Debe saber gestionar la comunicación e imagen pública de la entidad tanto ante los medios de comunicación tradiciones: visuales, escritos y hablados, como en Internet y en las redes sociales. Sería muy valorable el que disponga de experiencia en negociación con gobiernos u otro tipo de entidades públicas o colectivos profesionales.

Saber de palomas no es imprescindible, pero lo que sí buscamos es alguien que sea capaz de relacionarse con personas de muy diferentes ámbitos de la sociedad. También ha de ser una persona que sea flexible en sus puntos de vista.

Ocasionalmente será necesario trabajar por las tardes y algunos fines de semana.

Adjuntamos en nuestra web un documento con más detalles sobre los requerimientos del puesto.

Los interesados deberán enviar una carta donde resuman las características que lo hacen idóneo para el puesto de trabajo así como su CV completo a la siguiente dirección: "RPRA President Mr L Blacklock, 32 Lonsdale Street, Workington, Cumbria, CA14 2YD". Indicando claramente que es para la selección de candidatos a "General Manager" e incluyendo detalles sobre la remuneración que solicita, fechas en las que estaría disponible para incorporarse al puesto y otros detalles laborales que considere relevantes.

Se cierra el periodo de admisión de candidatos el viernes cinco de agosto. Después de revisar todos los curriculum recibidos los inicialmente seleccionados serán convocados a una entrevista en Cheltenham durante el mes de agosto. Todos las candidaturas serán tratados con absoluta confidencialidad."

Sin la  menor duda, esto es lo que se llama hacer las cosas bien hechas... Necesitas un buen gestor, pues sales al mercado laboral y buscas uno... y como dicen en el propio anuncio... "saber de palomas no es imprescindible"... je,je,je,je...

viernes, 8 de julio de 2016

Momento de sacar conclusiones

Llegadas estas fechas... con el calorcito y sin tanto ajetreo en los palomares... es buen momento para sacar conclusiones sobre la temporada que acaba de terminar. Como yo soy de apuntar todo lo que voy haciendo a diario en el palomar, luego me gusta analizar las diferentes clasificaciones para intentar relacionar lo hecho en el día a día con lo que luego sale "en los papeles de la verdad". El primer dato que he mirado es el número de palomas comprobadas dentro el 30% en las clasificaciones de mi club:

- En 2015 fueron 30 palomas las que clasifiqué a nivel social dentro del treinta por ciento. Volé 68 palomas, todas pichones.
- En 2016 la cifra se elevó hasta 50 palomas dentro del treinta por ciento. Volando este año 34 palomas, en su gran mayoría pichones.

El resultado es contundente. Con la mitad de palomas en competición, el número de comprobaciones dentro del 30% ha crecido un 66%. Sin ser gran cosa, creo que no me puedo quejar del progreso.

Luego están las diferentes clasificaciones, que en Madrid son bastante numerosas ya que mi club vuela... nacionales, regionales, sociales y dos interclubes. Estos son los datos más relevantes en lo que respecta a mi palomar:

6º As Paloma Nacional de Fondo


4º As Paloma Gran Prix (Campeonato aun sin finalizar)

11º As Paloma Regional

4º Campeonato Nacional de Fondo (Zona Madrid)


Prestigio Nacional de Fondo 2 años (3 palomas entre las 15 primeras, volando sólo 34 palomas en 2016)

10º Campeonato Regional Absoluto Comunidad de Madrid

6º As Paloma de Fondo Interclub Madrid



8º Trofeo Díaz Estébanez

En este caso la comparación con el año pasado es muy sencilla... en 2015 no aparecía en la primera página de ninguna de estas clasificaciones... je,je,je,je. Como sucede con todas las cosas en la vida las causas de esta mejora hay que buscarlas en la suma de múltiples factores. Si analizamos los "tópicos" más habituales de nuestro deporte, esto es lo que ha sucedido en mi casa durante el 2016...

- Las palomas... bueno las palomas realmente no han cambiado de forma significativa, al menos en lo que se refiere a sus líneas de origen. El 2015 incorporé bastantes palomas "rápidas" a mi palomar, pero casi no pude criar con ellas, pues en su mayoría eran pichones y no podremos saber lo que llevan dentro hasta que sus hijos viajen en 2017. Lo que sí se ha modificado drásticamente es el número de palomas en competición. He reducido el equipo de viajeras en un 50% y eso funciona siempre... aquí y en Canarias. No hay mejor forma de acabar con cualquier problema que se presente en el palomar que meter 30 palomas donde caben 60... mano de santo... je,je,je,je. Lógicamente a veces me he visto un poco limitado a la hora de elegir quién iba a la cesta, pero lo cierto es que es bastante  más cómodo a nivel de logística el volar poquitas palomas y en cuanto a salud también se nota muchísimo. La idea para 2017 es elevar ligeramente mi número de palomas en competición, pero no demasiado. Como dicen los belgas... campeones grandes... cestas pequeñas... yo ya tengo la cesta  pequeña ahora sólo me falta lo de campeón... tengo recorrido el 50% del camino... je,je,je,je,je....   

- El método de entrenamiento... aquí sí que han habido algunos cambios. He dejado de volar tanto las palomas como lo hacía en Canarias. Allí, a veces, volaba las palomas hasta tres y cuatro horas al día, dividido en dos tandas.... y los resultados en las sueltas de fondo me daban la razón. En cambio, en Madrid la cosa es diferente, quizás porque las palomas compiten todas las semanas, mientras que en Gran Canaria lo hacen cada quince días en la mayoría de los clubes. Aquí no es necesario volar "mucho" las palomas en casa e incluso creo que a veces es perjudicial hacerlo. El año pasado en ciertos momentos de la campaña las notaba agotadas cuando volaban sobre el palomar, aun cuando apenas pasaran de una hora de vuelo. Este año he optado por sesiones más cortas donde raramente hemos pasado de una hora de vuelo y casi no ha sido necesario tocarlas con la bandera para mantenerlas en el aire. Otra cosa fundamental ha sido el tiempo dedicado a la palomas... mientras que el año pasado me fue imposible estar todos los días en el palomar este año han sido contados los días en los que he dejado de volar las palomas y eso también se nota, sin la menor duda. Otra cosa que hice diferente este año fue que empecé a competir con sexos separados y no los emparejé hasta llegar a los primeros fondos, aunque analizando resultados en estas dos fases, juntos y separados, no noté nada especial ni ningún cambio en el comportamiento de las palomas. Creo que el año que viene pasaré de separarlas.

- El palomar... en este aspecto no he tocado ni un clavo. El palomar es bueno. Sencillo pero correcto. Las palomas están sanas y tranquilas. No creo que necesite modificaciones.

- La comida... este ha sido el cambio más "heavy" de esta temporada. He pasado de las comidas "preparadas" y con mil granos diferentes y me he decantado por una vuelta a lo básico. Sólo tres granos en los comederos... cebada, maíz y girasol. Además, granos "normales"... no especialmente seleccionados ni de marcas de relumbrón... típico "saco blanco" de cooperativa agrícola local. Los porcentajes los he ido variando según mi criterio a lo largo de la competición. Aparte de este cambio cualitativo, que ya es importante, he hecho un importante cambio cuantitativo... en Canarias siempre tenía en el palomar los comederos llenos hasta el tope y suplementaba la dieta de las palomas de fondo con "añadidos" grasos con la idea de llenarles la despensa desde el día cero de la campaña... como decía más arriba, esa forma de alimentar en Canarias funciona de maravilla cuando hablamos de sueltas duras y de volar fondos, pero en Madrid he visto que no es necesario e incluso perjudica el rendimiento de las palomas. Aquí, durante las primeras sueltas, las palomas han ido muy racionadas, con la comida justa para compensar el ejercicio realizado y buscando siempre el mantenerlas más bien bajas de peso. A medida que fueron llegando los Kms. la cosa fue cambiando, pero siempre intentando "estar corto de comida" antes que pasado. 

- La suerte... como para cualquier cosa en la vida hace falta un pizco de suerte. En los palomares a veces pasan cosas que no sabes por qué suceden. De pronto las palomas se ponen en forma o se vienen abajo sin que podamos asociar esta situación con algún factor externo. Todos los años puedes hacer lo mismo pero unos años el método va de perlas y al siguiente las palomas no caminan. Yo soy de cambiar poco... al menos era así cuando estaba en Canarias, ya que ahora sí que tengo que ir buscando "nuevos caminos", porque creo firmemente que el peor método es no tener método.


Bueno... después de haber mirado hacia atrás durante un breve momento ahora toca olvidarse de lo hecho y mirar hacia 2017... comienza la temporada de cría en mi palomar... que sin buenas palomas no hay método que sirva... je,je,je