------- PICHONES EN VENTA ---------

------- PICHONES EN VENTA ---------
Pulsa en la imagen para ver las parejas disponibles

sábado, 23 de abril de 2016

Cosas de la edad

Cuando uno conoce al alguien nuevo en este mundillo de la colombofilia, es inevitable hacerse un juicio, aunque sea muy básico, sobre él... me refiero en este caso a un juicio meramente colombófilo. Cuando ves cómo alguien lleva su palomas al club o cuando visitas su palomar y ves cómo lo tiene montado, cómo se maneja con las palomas, cómo cría con ellas... al menos yo enseguida me hago una idea, que puede que no sea exacta al 100%, pero que es inevitable en mi caso, sobre qué tipo de colombófilo es dicha persona. No suelo basar mis "percepciones" en los resultados de la gente porque eso, a pesar de que es la única verdad medible que hay en este deporte, puede estar condicionado por muchos factores externos... tiempo que se le dedica a las palomas, situación del palomar, medios económicos, etc. A raíz de esto que les comento hay un par de cosas que siempre me hacen colocar a un compañero de afición en el pelotón de los "malos colombófilos". Me refiero a la gente que se le mueren las palomas sin explicación (hablo de palomas adultas, no de pichones, que esos se pueden morir en cualquier palomar) y a los que se les escapan las palomas que no tienen educadas en su casa. Sé que pueden parecer dos tonterías, pero si no sabes mantener tus palomas sanas y no eres capaz de evitar que se te fuguen los "prisioneros" creo que aun te queda mucho por mejorar en este deporte. Insisto en que esto una mera percepción subjetiva, que a lo mejor es una chorrada, pero que yo siempre la he tenido muy en cuenta en mi palomar. Hace mucho que no se me muere una paloma "porque sí"... y esperemos que siga la racha... y no se me escapa desde hace años ninguna paloma... hasta justamente esta misma semana... je,je,je,je. Aunque pueda parecer de locos en esta semana se me han escapado cerca de veinte palomas reproductoras... y para colmo en dos días diferentes. No sé si será la edad, las prisas o que estoy volviendo al "parvulario" de la colombofilia, pero en una semana me he dejado dos veces abierta la puerta del palomar de reproductores, con las bajas que antes comentaba, aunque por suerte ya he recuperado casi el setenta por ciento de ellas. Tendré que hacérmelo mirar... je,je,je,je,je 

Por cierto, para los interesados en la compra de alguno de los pichones que aparecen en la sección de ventas, la única pareja que se ha visto "afectada" por mi política de puertas abiertas ha sido la de los Koopman, donde el macho se dio a la fuga y, de momento, sigue perdido. Ya he procedido a quitar la pareja de la web hasta ver cómo queda la cosa.

Vayamos por orden

Siguiendo un orden cronológico primero les contaré qué tal fue la suelta de la semana pasada. Soltamos de Miajadas, provincia de Cáceres, lo que supone unos 275 Kms. a mi palomar. La suelta fue bastante sencilla, que era justamente lo que se buscaba para preparar a las palomas de cara a este fin de semana, donde ya empezaremos a probar la "medicina" de las pruebas de fondo. Poco más de 1.000 palomas encestadas en mi club y la primera voló a 1.556 m/m... lo que ya no resulta sorprendente por estos lares. En mi palomar la primera comprobada hizo el puesto 72º en la general, consiguiendo clasificar 6/20 dentro del 30% de de la suelta... y 8/20 dentro del 31%... je,je,je,je... lo que no está mal para mis caracoles con "espíritu de velocista". Tras este "entremés extremeño" este fin de semana nos comeremos... o al menos lo intentaremos... el primer chuletón del año. Pasamos por primera vez la frontera portuguesa para soltar en las proximidades de Faro. Inicialmente teníamos previsto hace un "quinientos corto" soltando desde Luz de Tavira pero problemas burocráticos nos han forzado a desplazarnos unos 60 Kms. hacia el oeste y lo que iba a ser "un poco más de un 500" se ha convertido de repente en "un casi 600". En mi caso esto no me afecta especialmente porque en cuanto al fondo aun no he terminado de reciclarme y sigo preparando las palomas como lo hacía en Canarias, es decir, como si fueran a pelear a vida o muerte en el infierno. Mucha carga alimenticia y mucho entreno, aunque esta última semana entre el curro y la climatología no he podido volarlas tanto como me hubiese gustado. En cualquier caso, fueron a la cesta las que en mi opinión estaban en condiciones de volar esta suelta y hacerlo lo más rápido posible... así que no hay disculpa que valga. Si algo he aprendido en estos años de competición es que las sueltas no las ganan las palomas buenas sino las palomas en forma. Cuando empezaba me harté de perder grandes palomas por decir aquello de... "no está bien del todo, pero con la calidad que tiene seguro que regresa sin problemas... así que a la cesta". Ahora y llegada esta altura de la temporada, donde las que no eran palomas mensajeras, aunque por fuera lo parecieran, ya se han perdido, sólo miro la condición de cada animal. La que aparenta estar en buena forma física, con el pecho hinchado, volando a a tope, comiendo bien y sin remolonear en el bando... esa va a la cesta, ya sea un pichón o un abuelete. Lo mismo en el sentido contrario... paloma que no veo al cien por cien, esa se queda en casa, sea quien sea, que tenemos pruebas de sobra para que puedan volarlas. En esta ocasión he encestado diez de las veintitrés que quedan en casa para volar los 562 Kms. que mañana tendrán por delante.

sábado, 16 de abril de 2016

Olivenza I

Como ya les decía por ahí abajo la semana pasada volamos desde Olivenza, que a mi palomar son exactamente 384,178 Kms. Empezamos a picar los 400 Kms. y las palomas ya empiezan a llegar de otra forma. Entramos en el medio fondo y eso parece que se va notando. A todo esto hay que unirle que la climatología del domingo siguió en la línea de los últimos fines de semana, es decir, puramente primaveral... a ratos sol, a ratos lluvia y cuando le parecía con rachas de viento. Con esas y con todas el resultado a nivel general en mi club fue muy bueno. Un 92% de recepción y la primera clasificada volando a 1.512 mm. En mi palomar esta semana por fin "estrenamos" la primera página de la clasificación colando una paloma en el puesto 16º. y llegando la segunda en el puesto 34º contra 1.026 palomas, para un total de 6/19 en el 30%... en esta ocasión no tengo el dato del año pasado para comparar, pero esto supone estar más o menos en la media de la clasificación, metiendo el 30% de las encestadas dentro del 30% de la clasificación de la suelta. El concurso se cerró en 1.297 mm, lo que supone una diferencia con la primera de 215 metros... como se puede comprobar llegan los Kms. y las palomas ya empiezan a "separarse"... comienza lo bueno... je,je,je,je


Imágenes como esta son muy frecuentes en mi palomar en este inicio de primavera


De todo menos...

Cuando era chaval y empezaba a jugar al basket recuerdo que en mi equipo tenía un compañero veterano... bueno tendría veintiocho o veintinueve años, pero para un chaval de quince eso era ser todo un viejo... je,je,je,je,je... y este hombre siempre solía decir que él en el mundo del baloncesto había hecho de todo menos de balón. Era una frase que nos hacía mucha gracia oírsela decir, pero que probablemente era cierta en su caso, pues vivía 100% para el baloncesto. A mí la canasta no me ha dado para tantas vivencias, pero probablemente la colombofilia sí. Se podría decir que he hecho de "casi" todo menos de paloma... je,je,je,je... aunque el pasado fin de semana me tocó ejercer de una cosa que jamás hubiera pensado que llegaría a hacer... fui delegado de la Nacional en una de sus sueltas. Manda coj... el mayor ateo de la RFCE que se pueden echar en cara haciendo de fedatario de una suelta nacional, pero tranquilos que no me he dejado dominar por el "lado oscuro de la fuerza", lo que pasa es que uno es de los que no sabe decir que no a un amigo... y así es como me acabo metiendo en estos marrones, que encima te obligan a levantarte a la fresca en fin de semana. Ya se pueden imaginar la situación... yo allí, con cara de sueño, y sin saber muy bien qué debía hacer, pues el "encargo" me había pillado por sorpresa el viernes por la noche,... no sabía si tenía que hacer sonar el himno nacional antes de soltar las palomas o si debía leer algunos artículos del reglamento de la Nacional para recordar a los presentes lo buena que es y lo que se preocupa por nosotros la RFCE... je,je,je,je,je,je... pero al final no fue tan complicado... unos precintos, unas cestas, unas palomas, un acta y palomas a volar. Ahora sí que ya solamente me queda ser paloma ;)

jueves, 7 de abril de 2016

La pasada y la siguiente

Aprovecho este comentario para hacer un dos en uno y hablar primero de la suelta del pasado fin de semana y luego de la que viene este próximo domingo.

La semana pasada volamos desde Talavera la Real, Extremadura, lo que a mi palomar suponen unos 350 kms. El día se presentaba con una climatología incierta. La ruta teórica de nuestras palomas hasta llegar a casa se encontraba plagada de zonas de lluvia. Esto hizo que las comprobaciones no siguieran el ritmo habitual de una suelta teóricamente sencilla, a pesar de ser el primer medio fondo del año. Las primeras, se supone que las que formaban el bando que mejor supo esquivar el temporal, hicieron una velocidad "normal"... de 1.556 m/m. Tras este primer bando se empezó "a secar" la cosa y las palomas ya sólo fueron apareciendo a cuenta gotas o en pequeños bandidos. El lunes al abrir los relojes en el club el comentario generalizado entre los compañeros era que a eso de las 14:00 casi todos los palomares rondaban apenas el 50% de las enviadas, pero a lo largo de la tarde fueron apareciendo palomas hasta cerrar el concurso con una recepción del 87%. En mi caso me faltan dos pichones de veintiuno encestados, con cinco dentro del 30% (5/21) frente al 1/24 del año pasado... como ya comentaba en relación a la suelta de Trujillo de hace un par de semanas... lento pero progresamos... je,je,je,je. Algunos datos más sobre el concurso. Se cierra el 30% en 167 metros (348 palomas). De las 1.010 palomas comprabas casi 400 llegaron después de las 14:00 a su palomar, es decir con aproximadamente seis horas de vuelo sobre sus alas.

Sin más tiempo de reflexión, llega el próximo domingo la siguiente suelta del año, que en esta ocasión será desde Olivenza, justo en la frontera con Portugal, pero aun en territorio español. El año pasado no volé esta suelta por lo que no tendré datos para comparar. La distancia a mi palomar debe rondar los 400 kms., quizás algo menos. De momento, el tiempo parece que en esta ocasión tampoco estará del lado nuestras amigas con plumas... se prevén cielos cubiertos y lluvia en casi toda la ruta. El lunes les contaré cómo sale la cosa.